espinalCandidato a doctor de la Facultad de Ciencias Forestales de la UdeC analiza el efecto de la cobertura arbórea sobre la producción pratense, en un sistema silvopastoral con Estepa de Acacia caven. Lignum.cl, 03 de abril de 2014.

Práctica milenaria proveniente de China, la agroforestería es una alternativa sustentable para el manejo de suelos. El objetivo es que el productor trabaje el ganado y los cultivos agrícolas, obteniendo ingresos y productos de los árboles, y a su vez, recupere la calidad de los terrenos degradados.

Para difundir esta práctica en el país, el candidato a doctor en Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción (UdeC), Alejandro Lucero Ignamarca, se encuentra analizando el efecto de la cobertura arbórea sobre la producción pratense en un sistema silvopastoral con Estepa de Acacia caven (Mol.) Mol. (Espinal), en el secano interior de la Provincia de Cauquenes. En este marco presentó un trabajo en conjunto con un profesional del Instituto Forestal (Infor) y los docentes de la Facultad de Ciencias Forestales, Fernando Muñoz, Jorge Cancino y Francis Dube, titulado “The Spinal: A sustainable productive alternative for Interior Dry land Development of Chilean Central Mediterran area?”.

La agroforestería se desarrolla hoy en países como Estados Unidos, Canadá, India, Argentina, Brasil, Chile y diversos países de África. a través de la contribución que realizan los árboles, especialmente las especies leguminosas que permiten la formación de mayor cantidad de materia orgánica, vital para los animales y el suelo porque capturan nitrógeno atmosférico, y lo fijan en sus componentes y en el suelo, aportando significativamente en el ciclo de nutrientes y mejora la producción del bosque, pradera y ganadería, entre otras ventajas

Esta investigación fue expuesta en febrero de este año en el Congreso Mundial de Agroforestería en la India, logrando una positiva recepción por parte de los científicos. De hecho, fue seleccionado dentro de los temas a ser divulgados en el blog del congreso. World Congress on Agroforesty

Lucero analiza la zona del secano de la Séptima Región, pues sus suelos han sido severamente intervenidos, “queremos generar información que permita determinar cuál o cuáles son los modelos silvopastorales que permitirían mejorar la sustentabilidad del sistema, y por otro lado generar recursos que permitan dar estabilidad económica, es decir, mantener un negocio entre la producción agropecuaria, y la generación de productos provenientes del bosque como son la leña y el carbón”, señaló el candidato.

El espino es la única especie nativa del género Acacia con esta característica y está presente en casi la totalidad de los predios rurales de esta zona agroecológica de la Región del Maule. Por otro lado, al ser una especie nativa, se encuentra regulada por ley, por lo tanto se pretende que con esta investigación se puedan generar a largo plazo, nuevas pautas de manejo que permitan generar actividades productivas dentro del sistema, “esta idea de poner candado al bosque nativo no se condice con la realidad de las personas que poseen estos recursos, existen necesidades y hay que darles soluciones sustentables”, señaló Alejandro Lucero.

La intervención que ha sufrido esta zona se debe principalmente a la eliminación del bosque para la habilitación de los suelos a cultivos agrícolas y praderas, “esto corresponde a una manera de hacer las cosas normal de nuestro país, el área forestal normalmente se ha establecido en sectores con suelos degradados y con mayor pendiente, y las zonas planas o de pendiente media se han utilizado para el cultivo agropecuario, pero no ha existido una visión más integral”, indicó el académico. En cambio, la agroforestería integra estos tres componentes, pues aportan y generar sinergias positivas que permiten que se desarrollen de manera conjunta y en un mismo sitio.

La investigación doctoral permitirá analizar el efecto inicial del manejo sobre la pradera, sin embargo, el ingeniero pretende seguir sus análisis en el largo plazo a través del Infor. “El manejo consiste en realizar raleos y podas al bosque existente, manteniendo árboles remanentes generando un sistema que permite aumentar la producción pratense y mantener a los animales. Y por otro lado obtener productos como leña y carbón, y que de la cepa –raíz- de los árboles raleados se desarrolle un mejor rebrote, de esta forma se mejorará la calidad del bosque a futuro”, destacó.

Dentro de los desafíos de la agroforestería a nivel mundial destaca reafirmar su importancia para los propietarios en áreas rurales, pues es una alternativa productiva, ambiental y socialmente viable; sin embargo los científicos creen que es necesario generar difusión y mayor conocimiento, para fomentarlo e incorporarlo en las políticas públicas.

Print Friendly, PDF & Email