biodiversidadEl primer proyecto de investigación a ser financiado bajo el Mecanismo Tecnológico de Naciones Unidas, un proceso que apoya el desarrollo de tecnologías para mitigar el cambio climático, acaba de iniciar actividades. Sci Dev Net, 13 de diciembre de 2014.

“El esquema involucra el diseño de una red de monitoreo de la biodiversidad
Dieciséis países han presentado 20 solicitudes formales de asistencia técnica
Otras 14 solicitudes están siendo analizadas con entidades nacionales”

El proyecto, que tiene como objetivo diseñar una red para monitorear la biodiversidad de Chile en el contexto del cambio climático, inició la semana previa al inicio de la Cumbre de Cambio Climático, COP20, (Diciembre 1 – 12) en Perú.

La creación del mecanismo fue acordada en la 16º Conferencia de las Partes (COP16) en Cancún, México. Y el Centro y Red de Tecnología Climática, (CTCN, por sus siglas en inglés) que implementa el mecanismo, fue lanzado en febrero de 2013.

“Los primeros requerimientos de asistencia técnica se presentaron al CTCN durante 2014”, dice Jason Spensley, administrador de la red de tecnología climática.

De acuerdo con la sesión donde se presentó la iniciativa durante la primera semana de la COP20, 16 países habían solicitado formalmente asistencia técnica al CTCN y al Comité Ejecutivo de Tecnología, encargado de la política estratégica del mecanismo.

Cinco de los países son de América Latina, cinco de Asia y seis de África.

Jukka Uosukainen, director del CTCN, dice que el proceso responde a las necesidades de los países y que la organización considera “cualquier solicitud, siempre y cuando esté relacionada con tecnología climática”.

Otras 14 solicitudes están siendo analizadas con las entidades nacionales designadas (NDE, por sus siglas en inglés), instituciones públicas responsables de presentarlas. Hasta ahora se han seleccionado 104 NDE y se han unido a la plataforma CTCN.

La tecnología climática se define como cualquier equipo, técnica, área del conocimiento o aptitud necesaria para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en sectores como agricultura, industria, energía, transporte, bosques y basura.

“Este es un mecanismo simple, práctico y muy eficiente”, dice a SciDev.Net Juan Ladrón de Guevara, director ejecutivo del Consejo Nacional de Producción Limpia, organismo que depende del Ministerio de Economía de Chile.

“Pedimos la asistencia técnica [a comienzos de este año] para diseñar y construir la red y ver cómo la biodiversidad evoluciona en el tiempo por el cambio climático, porque nosotros ya tenemos muy buenos especialistas en temas de biodiversidad”.

El Instituto de Ecología y Biodiversidad de la Universidad de Chile será el líder del proyecto. De acuerdo con el funcionamiento, el instituto podrá apoyar a otras naciones, especialmente aquellas del sur global, que quieran desarrollar estrategias para monitorear los efectos del cambio climático en biodiversidad.

De este modo el mecanismo busca actuar como una red amplia de instituciones miembro y que trabajan en ciencia, tecnología e innovación.

Uosukainen dice que el CTCN moviliza experiencias en una amplia gama de sectores —academia, sociedad civil, financiero, y empresas privada— para construir capacidades y prestar asesoría en la implementación de proyectos tecnológicos.

“No somos un fondo, sino una entidad de asistencia técnica”, dice Gabriel Blanco, director del Comité Ejecutivo de Tecnología.

Print Friendly, PDF & Email