Una fundación ecológica quiso integrarse a los trabajos de reforestación para la Reserva Nacional China Muerta, la que fue dañada por un incendio entre marzo y abril de 2015, y ayudará a sembrar semillas de piñón en la zona afectada.

Lo particular de esta idea es que lo hará repartiendo una suma de 300 kilos del fruto en un área de 120 hectáreas. Todo desde la altura, en un helicóptero.

La idea nació de Fundación Revivamos China Muerta, creada en junio de 2015, a dos meses de que se diera por controlado el siniestro en el bosque nativo de araucarias. Su presidente, Rogelio Cox, dijo que el impacto por el avance del fuego en la zona natural los obligó a actuar. “Vimos qué otra alternativa teníamos de sembrar y nuestra propuesta era sembrar 120 hectáreas, que son más o menos 300 canchas de fútbol. La segunda meta era hacerlo antes del 30 de julio”, contó.

Tras una serie de gestiones, recibieron el aporte gratuito de Helicópteros Pacífico para ejecutar el periplo.

La Fundación China Muerta coordinó este plan con la Corporación Nacional Forestal (Conaf), principal organismo preocupado de la restauración ecológica en el territorio quemado, quienes aportarán con todo el conocimiento necesario para actuar sobre suelo siniestrado.

“Se han visto experiencias de siembras aéreas, por lo cual lo teníamos previsto para más adelante, hasta que esta fundación se nos acercó”, contó David Jouannet, director regional de Conaf, quien corroboró que se realizará la ayuda.

Apoyo

Rogelio Cox, integrante del Departamento de Administración de Educación Municipal (Daem) en Temuco, quiso mezclar el aspecto social de esta iniciativa con el aspecto educacional, por lo que se decidieron a incluir al proceso a niños y jóvenes de zonas cercanas a la reserva.

Es así como a la campaña se adhirieron 10 establecimientos educacionales: la escuela La Dehesa, en la comuna de Cunco, y las escuelas Malleco, Volcán Llaima, San Gabriel, Cuncumllaque, Caren y Fundo Malleco, más el colegio Adenauer, el lice Los Andes y el jardín infantil Pehuén, todos en la comuna de Melipeuco.

Para triangular correctamente las zonas donde intervendrán con la repartición aérea de los piñones, mañana lunes sobrevolarán la zona junto con Conaf para conocer el lugar.

Pero la idea no termina ahí, según explicó el presidente de la fundación. “La otra etapa es que cuando la siembra culmine, llevemos a los niños que participaron en esto, que irán a ser unos 800, a la Reserva, referenciarlos con GPS y entregarle a cada uno una plaquita con las coordenadas del árbol. Ese árbol va a ser suyo”, contó.

Rogelio Cox invitó a los habitantes de La Araucanía a que, si quiere aportar, lo haga sólo con piñones correspondientes a araucarias de la zona, para luego entregarlas a los establecimientos adheridos a la campaña.

Fuente: Diario Austral Temuco 

 

Print Friendly, PDF & Email