Conaf presentó una denuncia en Tribunales, contra quienes resulten responsables, de el corte ilegal de alerces en la Provincia de Osorno, señalando que se exigirán multas pecuniarias y medidas de reparación y mitigación, no descartando denunciar por otras vías el daño ambiental provocado.

Después de realizar dos fiscalizaciones en la zona dicha institución señala  que existe un total de 51 individuos  dañados y desraizados de la especie Alerce, y que según lo observado, el daño producido podría deberse a trabajos de mejoramiento de un antiguo camino o senda que se está realizando en la zona. El predio en donde se encuentra dicho alerzal corresponde a la Comunidad Indígena Nirehue.

Esta especie fue declarada Monumento Natural en 1977, pasando a ser una especie protegida por la Ley del Bosque Nativo, quedando totalmente prohibida su tala y restringido su uso, en el caso de alerces muertos. Producto de una intensa tala registrada durante todo el siglo XX, que la llevó al alece a quedar al borde de la extinción.

El alerce es un árbol originario del bosque húmedo templado valdiviano del sur de Chile, se ubica entre los 40º y los 43º de latitud Sur, en la Cordillera de los Andes y la Cordillera de la Costa. Su madera es liviana, de color rojizo intenso, muy resistente a la pudrición. Por estas razones se aprecia mucho en la fabricación de tejuelas para revestir construcciones.

Print Friendly, PDF & Email