En Chile se encuentra uno de los especialistas más reconocidos del mundo en materia de sanidad forestal. Michael John Wingfield, de Sudáfrica, llegó para estudiar en terreno el daño foliar que presentan las araucarias entre las regiones del Biobío y Los Ríos, situación que además está siendo abordada por un equipo público-privado para determinar el origen del problema.

Wingfield, cuya presencia fue gestionada por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y financiada por FAO, es profesor y director del Departamento de Ciencia y Tecnología del Centro de Excelencia de Biotecnología de Sanidad Forestal de la Facultad de Ciencias Naturales y Agrícolas de la Universidad de Pretoria, República de Sudáfrica. También ocupa el cargo de director del Instituto de Biotecnología Forestal y Agrícola (FABI) y de presidente de la IUFRO (Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal).

El experto viajó de inmediato a la Región de La Araucanía para visitar el sector de Puesco en el Parque Nacional Villarrica y el sector Los Paraguas del Parque Nacional Conguillío, en compañía de profesionales de instituciones que están trabajando directamente en la investigación, entre ellos especialistas de CONAF, SAG y otras instancias, a fin de observar y sacar muestras de ejemplares aquejados por esta desconocida enfermedad.

Posteriormente, se trasladará a la Región del Biobío, donde trabajará en laboratorio con muestras ya avanzadas, en Bioforest y en la Universidad de La Frontera.

Con toda esta información, el doctor Wingfield regresará a su país para emitir luego un informe que considere una evaluación del estado actual sanitario de las araucarias, colaboración en la identificación de los posibles agentes patógenos y recomendaciones de los estudios necesarios a implementar para la solución del problema.

Con el grado de doctor en Entomología y Patología Vegetal de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, Michael John Wingfield registra numerosos estudios, principalmente en plagas y enfermedades forestales, que recogen más de 30 años de experiencia en investigación activa de este campo. Sus esfuerzos están destinados a la identificación de plagas y patógenos y al diseño de estrategias para reducir el impacto causado por estas enfermedades.

Entre los reconocimientos que ha recibido se encuentran el Premio al Logro Científico otorgado por la IUFRO en agosto de 2000, Doctor Honorario en Ciencias de la Universidad de la Columbia Británica, Canadá, en noviembre de 2012 y el Premio Científico Kwame Nkurma de la African Union, en mayo de 2013.

Fuente: Conaf

Print Friendly, PDF & Email
(Visited 1 times, 1 visits today)