La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) anunció que confirmó que el miércoles 2 de agosto comenzó la prohibición de captura, comercialización, transporte, procesamiento y almacenamiento de machas en las regiones de Valparaíso, O’Higgins y el Maule, en lo que llaman una veda extractiva recomendada por el Comité Científico Técnico del servicio.

Lo anterior, según explicó el organismo, tiene el objetivo de recuperar los bancos de recursos en áreas de libre acceso de las regiones mencionadas, a partir de la dramática situación en la que se encuentra el recurso (macha) en las costas chilenas, en consecuencia de la pesca de arrastre y otros métodos dañinos de extracción de mariscos.

Sin embargo, la medida, tomada a partir del Decreto Exento N° 524, dejó en excepción las Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos, las Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiples Usos (AMCP-MU) y los Espacios Costeros marinos de Pueblos Originarios (EMCPO) que tengan a la macha como principal especie dentro de su plan de manejo o de la administración vigente.

En estos casos anteriores, los responsables comercializadores deberán portar los documentos que acrediten el origen legal del recurso para ser considerados dentro de las excepciones.

Por último, Subpesca hizo un llamado a denunciar, en los casos que sean pertinentes, la extracción y comercialización en sectores no autorizados antes mencionados a través del fono 800 320 032.

Fuente: Biobio Chile.

Print Friendly, PDF & Email