La Patagonia chilena tiene un ecosistema único en el mundo. Por lo mismo, ocho organizaciones nacionales e internacionales decidieron formar el “Grupo Patagonia Mar y Tierra”, el cual busca aportar en forma concreta a la conservación y uso sustentable de los ecosistemas terrestres, acuáticos y marinos de este icónico rincón de Chile.

Un trabajo desde tres ejes

El “Grupo Patagonia Mar y Tierra” trabajará en torno a tres ejes de acción: elevar la gestión y estatus legal de parques y reservas para garantizar su futuro, lo que implica que los parques nacionales de la Patagonia cumplan con altos estándares internacionales de gestión y con los recursos apropiados. En segundo lugar, buscarán crear una red de Áreas Marinas Protegidas (AMPs) pública que complemente la protección terrestre, represente adecuadamente los ecosistemas marinos y cubra los hábitats críticos para especies amenazadas.

Por último, este grupo de organizaciones buscará fomentar la cooperación público-privado para una conservación integral a gran escala que llene los vacíos de representatividad, funcionalidad ecológica, resiliencia y gestión del Servicio Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNASPE).

Patrimonio de Chile

“La Patagonia es un gran patrimonio cultural y natural de nuestro país y del mundo, por tanto es un imperativo aunar esfuerzos para protegerla”, señaló Cristina Torres, coordinadora del programa de Conservación Marina de WWF Chile, ONG que forma parte de esta iniciativa junto a Aumen, Centro Ballena Azul, Fundación Melimoyu, Fundación Omora, Fundación Terram, Tompkins Conservation y The Pew Charitable Trusts.

“Esta zona posee una belleza única en el mundo y una gran biodiversidad, la que en el ámbito marino se refleja en la presencia de especies vulnerables como los corales de agua fría, y otras en peligro de extinción, como el huillín, además de cetáceos como la ballena azul y el endémico delfín chileno”, explica la profesional de WWF Chile.

Isla Guafo también busca protección

Sumada a esta acción grupal, la WWF Chile también se encuentra impulsando una campaña para el establecimiento de un Área Marina Protegida en Isla Guafo, ruta de entrada y salida de las ballenas azules para alcanzar las aguas del mar interior de Chiloé y el Canal de Moraleda, hasta donde llegan a alimentarse y cuidar a sus crías.

“Creemos que el trabajo conjunto del Grupo Mar y Tierra es un aporte para la conservación de la Patagonia, que sin duda ayudará al establecimiento de una red de AMPs, entre las que esperamos esté Guafo, atendiendo también a la necesidad de un manejo efectivo y con participación de los actores del maritorio. Solo así se alcanzará el objetivo que WWF y muchas otras organizaciones buscan con las AMP, esto es, contribuir a la conservación de la biodiversidad y también beneficiar a la sociedad, principalmente a las comunidades locales, pescadores artesanales y las economías regionales”, puntualizó la experta.

Fuente: Publimetro

Print Friendly, PDF & Email