El proyecto contempló mejoras de senderos, centro de interpretación ambiental, área de merienda, juegos, servicios higiénicos, estacionamientos, estación de vigilancia y habilitación de una novedosa plataforma de observación astronómica.

Con el acento en el impulso al turismo, la Subsecretaría de Turismo en conjunto con la Conaf y Sernatur inauguraron, tras siete meses cerrado, un renovado Parque Nacional Fray Jorge.

La inversión, que bordeó los $500 millones y que inyectó la Subsecretaría de Turismo, tenía el objetivo de mejorar la experiencia educativa de la visita y minimizar los posibles impactos sobre el patrimonio cultura del parque. Asimismo, impulsar el turismo en la zona, sobre todo en las comunidades agrícolas cercanas, Ovalle y provincia de Limarí como destino turístico global, así como también la protección y conservación de la biodiversidad del recinto.

Las novedades para el público:

Así, hoy es posible contar con más y mejores de senderos, pues se intervinieron más de 6 kilómetros de caminos guiados, un nuevo centro de interpretación ambiental que recibe a los turistas como introducción a las rutas, un área de merienda y juegos para niños, más servicios higiénicos y estacionamientos, una estación de vigilancia y habilitación de una novedosa plataforma de observación astronómica.

Asimismo, se trabajó el relato de los guardaparques para poder guiar de manera más efectiva a los visitantes.

Al respecto, el director regional de Sernatur, Alberto Duarte, señaló que este es un trabajo que se inició en 2014, todo con el foco puesto en potenciar el turismo. “Son obras que vienen a poner en valor este sector, que es Reserva Mundial de la Biósfera y Reserva Starlight por la claridad de sus cielos”, dijo.

La autoridad, además, reveló que más adelante se proyecta poder abrir el parque en la noche. “Este fue el primer parque en certificar sus cielos para la observación astronómica en Latinoamérica, por lo tanto es importante estudiar esta posibilidad”, dijo. Eso sí, esto no sería antes de 2019.

La importancia de que las comunidades se integren al turismo: 

Por su parte, el director ejecutivo de Conaf, Aarón Cavieres, puso en valor el hecho de que el parque tiene una serie de atributos de sustentabilidad que no se encuentran en otro lado. “Las maderas de las pasarelas tienen cobre micronizado. Es una medida destacable porque se trata de un área protegida que busca ser lo más natural posible, y esto va en línea con eso”, dijo.

La autoridad proyectó que el Parque Fray Jorge será un punto de encuentro para las 6 mil personas que conviven en la zona. “Ellas serán las principales beneficiarias del parque. La idea es que los actores locales sean los protagonistas, participen y reciban los beneficios del turismo. Es esencial que las comunidades se integren a la labor”, comentó.

En esa misma línea, el intendente de la región de Coquimbo, Claudio Ibáñez, agregó que esta es una oportunidad para que las comunidades agrícolas aledañas ofrezcan servicios turísticos, diversificando la economía del sector. “Se deben establecer nexos turísticos para generar una conexión con la comunidad, y para ello una buena idea es que los habitantes de la zona ofrezcan el servicio de “bed and breakfast” u hostales para que turistas puedan alojar aquí”, sostuvo, un servicio que hoy no existe en al menos 50 kilómetros a la redonda.

Con ese tipo de prácticas, se busca a futuro establecer la zona de Fray Jorge como un área de “Turismo de intereses especiales” o TIE, que es una forma de hacer turismo sustentado en la identidad cultural y ambiental de las regiones, valorando la calidad escénica-ambiental en relación directa con lo que representa su historia social. Esto contribuyendo a que las comunidades logren el tan ansiado desarrollo económico y social; a los días de hoy se ha transformado en uno de los principales promotores de la conservación del medio ambiente y de la identidad cultural de las comunidades regionales locales y así hacer de Chile un destino sustentable y reconocido internacionalmente.

Remodelación aumentará visitas turísticas:

Hay que destacar que el director regional de Sernatur indicó que la nueva infraestructura permitirá una mejor experiencia turística al visitante, los que por supuesto, aumentarán en número. “El mayor interés que despertará Fray Jorge también beneficiará a Ovalle y los valles de Limarí, destinos con variados atractivos y servicios complementarios al parque, el que se transformará en el ‘Kilómetro Cero’ de la ruta turística de Limarí, desde Ovalle hasta Combarbalá”, explicó Duarte.

Las características del parque: 

Fray Jorge es un bosque húmedo valdiviano de 8.900 hectáreas de superficie y 30 mil años de antigüedad, pero emplazado en pleno clima semi desértico en la costa ovallina, contando con una enorme diversidad de flora y fauna endémica.

Fue fundado en 1941, ya que se identificó como un tesoro natural de la región de Coquimbo y Chile gracias a su bosque hidrófilo relicto del período cuaternario. Esto lo convierte en una muestra de lo que fue el desierto de Atacama, el más árido del mundo, antes de la última glaciación ocurrida hace más de 30 mil años.

La particular geografía del parque permite la condensación de la neblina costera —la camanchaca—, formando un microclima que alimenta al bosque y hace posible la existencia de una riquísima flora y fauna endémicas. Entre las especies que se pueden encontrar está el olivillo, canelo, alcaparra, uvillo, maitén, perdices, codornices, águilas, picaflores, lechuzas, entre otros.

Parte de sus senderos son el bosque hidrófilo, de tipo interpretativo de 1.000 metros de longitud. Es de tierra con suave pendiente (hoy existe un puente de madera con cobre micronizado), apto para toda persona que no tenga capacidades físicas reducidas, posible de recorrer en 1 hora. En el trayecto, se puede recorrer desde el ecosistema semiárido hasta el bosque de tipo valdiviano y cuenta con un mirador desde donde se ve el oceáno pacífico en todo su esplendor.

Fuente: Diario El Día.

Print Friendly, PDF & Email