Esta plaga afecta el follaje del Ciprés de la Cordillera produciendo clorosis, defoliación y secado de las escamas en las zonas altas de los árboles, debilitando y matando ramas completas, afectando el desarrollo y crecimiento de su anfitrión.

Se trata del Ácaro de los Abetos (Oligonychus ununguis), plaga que se creía ausente en Chile salvo por una detección aislada en la región de Aysén, donde afectó cipreses de las Guaitecas.

Sin embargo, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) debió determinar una nueva distribución y hospedante para la plaga, tras detectarla en la precordillera andina de la comuna de Romeral, en la Región del Maule.

Sin embargo, esta vez está atacando ejemplares del Ciprés de la Cordillera (Austrocedrus chilensis), especie que forma parte del bosque nativo del país.

Ciprés afectado

En consecuencia, el SAG informó que comenzó a trabajar en una colaboración conjunta con la Corporación Nacional Forestal (CONAF) para tomar medidas.

Éstas comenzarían por la realización de capacitaciones técnicas, a fin de informar sobre las características de la plaga y sus síntomas en las especies afectadas.

Ácaro de los abetos.
Fuente: Biobío Chile.
Print Friendly, PDF & Email