Actualmente, existen cuatro iniciativas en trámite en la Dirección de Obras Municipales, para construir en las 20 hectáreas disponibles.

La información de la existencia de cuatro anteproyectos de edificación en altura que se pretenden construir en las 20 hectáreas que quedan de las dunas de Concón, sitio que fue gravado como área verde por el Plan Regulador Comunal (PRC), alerta a las autoridades locales porque temen a que el Santuario de la Naturaleza (las 30,1 hectáreas restantes) sea perjudicado.

Los anteproyectos, todos ingresados por la Sociedad Urbanizadora Reñaca-Concón (Reconsa), dueña del terreno, están vigentes y en trámite en la Dirección de Obras Municipal (DOM) y fueron ingresados al sistema antes de que fuese aprobado el PRC. Esto, significa que tienen derechos adquiridos. A lo que el alcalde de Concón, Óscar Sumonte, aseveró que “independiente a los anteproyectos que puedan estar o no recepcionados en la DOM, nosotros no vamos a desistir del área verde”.

La situación es compleja porque, según el jefe comunal, esto también se relaciona con el plan de manejo presentado para la preservación del Santuario de la Naturaleza de las dunas de Concón, que debería implementar el privado. “Hace una semana entregaron el plan de manejo en la Seremi de Medio Ambiente y Juan Ignacio Soza (gerente de Reconsa) aclaró que ellos no iban a ejecutarlo mientras no se entregarán las 20 hectáreas para que pudieran construir y eso a mí me parece inaceptable en términos de lo que significa la responsabilidad de un PRC”.

Además, dijo Sumonte “él (Soza) tiene una demanda contra el Estado por la expropiación de las dunas y todo se condiciona. Lo que nos interesa es proteger las 30,1 hectáreas a través de este plan de manejo. Si el dueño no tiene la voluntad de ejecutarlo y pone como presión de que se le entreguen las 20 hectáreas no es aceptable”.

Sin embargo, la empresa tiene derechos adquiridos porque ingresó las 4 iniciativas antes del PRC. Respecto a este punto, Sumonte postuló que “esos anteproyectos tendrán que ingresar al sistema de estudio de impacto ambiental lo que significa cierta complejidad. Están en un sector aledaño a santuario de la naturaleza y ahí tendrán que revisar la factibilidad. Un proyecto de esas naturalezas viene a cambiar completamente el PRC, hay una densidad y áreas verdes esde carácter legal. La situación se está analizando con los departamentos técnicos.

Concejo municipal

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Concejo Municipal, Maria José Aguirre, fue enfática y dijo que tener un proyecto inmobiliario en las dunas atentaría contra el santuario de la naturaleza.

“No existe un santuario de la naturaleza que pueda resistir el tipo de urbanización y construcción que pretende instalar la empresa. Con o sin plan de manejo, ese santuario desaparece en menos de 10 años y por otro lado teniendo un PRC aprobado el Premval nos dio normas urbanísticas para un equilibrio en nuestra comuna, si se llegará a construir edificios en altura, la densidad de la comuna se dispara y lo que buscamos los vecinos, calidad de vida, se vería alterada”, argumentó Aguirre.

Acotó que en definitiva habría un colapso mobiliario por estacionamientos y usos de bienes y servicios dentro de la zona, lo que rompería – a su parecer- la estructura del lugar.

El concejal Marcial Ortiz pese a manifestar preocupación reconoció que “llegó al Concejo la información de la ampliación de la avenida costanera, que está por el borde del campo dunar, paralela a Concón – Reñaca, y ahí es donde se pretenden construir los proyectos inmobiliarios. No corresponde, no debieran hacerse, pero creo que el dueño está en su derecho porque tiene derechos adquiridos”.

Los anteproyectos, explicó Ortiz, “fueron ingresados antes de los cuatro años que nosotros demoramos en tener el PRC listo, siempre hablamos en Concejo que iba a suceder este tipo de problemas y ahora están más atentos que nunca”.

El parecer de la edil Gabriela Orfali, es que “no se debe construir en un lugar que se quiere proteger, que es patrimonio, que es un lugar natural que debemos cuidar. Sabemos que se pueden presentar los anteproyectos que se deseen, pero tiene que atenerse a ver las condiciones para que esto sea aceptado”.

La concejal Adriana Marinetti recalcó que “esto es preocupante, pero creo que ellos como empresa y dueños de los terrenos tienen los derechos”.

Proyectos

Según información a la cual pudo acceder este Diario las dos primeras propuestas de Reconsa fueron ingresadas a la DOM el 14 de marzo del 2017 y tuvieron observaciones.

Fueron rechazadas por no responder dentro del plazo y se enviaron los antecedentes a la Seremi Minvu, entidad que reconsideró las iniciativas y desestimó las observaciones. Con esto, las dos iniciativas volvieron a entrar al sistema para ver si son aprobados o no.

El primer anteproyecto propone 23 edificios, uno con destino hotel, 24 edificaciones en subterráneo y más de 6 mil estacionamientos. Mientras, la segunda propuesta postula 26 edificios con destino vivienda de 27 pisos y más de 5 mil estacionamientos.

La tercera propuesta presentada por Reconsa a la DOM propone, en tanto, la construcción de 13 edificios para destino vivienda con una altura de 30 pisos y la habilitación de 2.301 estacionamientos.

La última propuesta de la empresa considera menos edificaciones en altura. El anteproyecto da a conocer la posibilidad de construcción de 11 edificios de 12 pisos para destino de vivienda y la implementación de 248 estacionamientos. Los cuatro proyectos son en las 20 hectáreas que no son santuario dunar y están declaradas área verde.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso.

Print Friendly, PDF & Email