El orangután de Tapanuli, el nuevo gran simio, fue clasificado oficialmente como En Peligro Crítico por la UICN, ya que la especie perdió más del 80 % de su población global a lo largo de generaciones debido a la pérdida de su hábitat.

La clasificación del orangután se realizó junto con la UICN, que lanzó su última Lista Roja de Especies Amenazadas, que agregó miles de especies de fauna y flora.

El orangután de Tapanuli (Pongo tapanuliensis) de Sumatra es la especie de gran simio más nueva y la más amenazada también, después de haber sido clasificada oficialmente como En Peligro Crítico o casi extinta en la naturaleza.

Los investigadores lo declararon como la octava especie de grandes simios del mundo, distinguiéndolo del orangután de Sumatra (Pongo abelii) y el orangután de Borneo (Pongo pygmaeus), ambos considerados también En Peligro Crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El informe concluyó que había unos 800 orangutanes Tapanuli en la naturaleza, lo que lo convierte en el mono más raro de la tierra.

“Debido a los altos niveles de conversión y fragmentación del hábitat, y la matanza ilegal, se estima que Pongo tapanuliensis experimentó una reducción poblacional significativa en las últimas décadas”, dijo la UICN, señalando que la especie había perdido el 83 % de su población en el transcurso de tres generaciones.

Medidas urgentes para salvar al orangután de Tapanuli

El orangután aislado vive en áreas fragmentadas del bosque Batang Toru de 1338 kilómetros cuadrados (516 millas cuadradas) en la provincia de Sumatra Norte.

Si bien la topografía montañosa de la zona lo hace inadecuado para la agricultura, grandes franjas del hábitat de los orangutanes están en peligro de otras formas de explotación. La mayor amenaza proviene del desarrollo de una planta hidroeléctrica de 510 megavatios en un área con la densidad más alta conocida de orangutanes de Tapanuli. Los investigadores que describieron al orangután sugirieron que el proyecto podría dañar el 8 % del hábitat de los simios si se completa.

“Para garantizar la supervivencia de Pongo tapanuliensis a largo plazo, las medidas de conservación deben aplicarse rápidamente”, dijo la UICN.

El Ministerio de Medio Ambiente y Silvicultura de Indonesia reconoció los problemas y se comprometió a evaluar el impacto potencial del proyecto de la central eléctrica en el hábitat de los orangutanes. Un alto cargo dijo que el ministerio también sería más juicioso sobre la aprobación de futuros proyectos de desarrollo en la región.

La clasificación del orangután de Tapanuli, la primera de la UICN, se emitió en diciembre del 2018 como parte de una actualización de la Lista Roja de la UICN, que resultó en 1514 especies adicionales de animales y plantas pasando a las categorías de Amenazado, Vulnerable, En peligro o En Peligro Crítico.

La actualización, publicada en Tokio, evaluó el estado de 91.523 especies y halló que 866 se extinguieron.

Estas incluyen tres especies de reptiles que solo se encuentran en Isla de Navidad de Australia: el eslizón de la Isla de Navidad (Emoia nativitatis), el eslizón de cola azul (Cryptoblepharus egeriae) y el geco de Lister (Lepidodactylus listeri).

Fuente: Mongabay.

Print Friendly, PDF & Email