hongo2“Chile ha dado un paso decisivo y pionero hacia la conservación de la diversidad biológica, al incluir en su legislación ambiental a los organismos del Reino Fungi, que son seres vivos distintos a las plantas y los animales” dijo la experta Giuliana Furci. El Dínamo, 07 de agosto de 2014.

La Fundación Fungi, organización chilena dedicada al estudio y conservación de los hongos, expuso esta mañana en el 10° Congreso Mundial de Micología que se está llevando a cabo en Bangkok (Tailandia), sobre los avances de Chile en materia de conservación de hongos.

La organización destacó el rol pionero alcanzado por Chile al incorporar a los hongos en su legislación nacional.

“Chile ha dado un paso decisivo y pionero hacia la conservación de la diversidad biológica, al incluir en su legislación ambiental a los organismos del Reino Fungi, que son seres vivos distintos a las plantas y los animales”, señaló Giuliana Furci, directora ejecutiva de Fundación Fungi.

El tercer reino

A juicio de esta entidad, los cambios legislativos adoptados por Chile lo posicionan como un país vanguardista que ha logrado incluir “Flora, Fauna y Fungi” en la Ley de Bases Generales de Medioambiente 19.300. Asimismo se destacó, que hablar solamente de flora y fauna ha quedado obsoleto, y cualquier país que se considere activo en la conservación de la naturaleza, debe incluir el tercer reino -el de los hongos- en su regulación.

El 10° Congreso Internacional de Micología ha congregado a más de 1.000 asistentes de sobre 60 países para discutir en torno a diversos aspectos de este disciplina, incluida su conservación.

Se trata del evento mundial más importante en torno al estudio del Reino Fungi. “Es un gran orgullo poder representar a Chile en este prestigioso evento, sobretodo siendo considerado un país visionario y valiente en materia de conservación de hongos” comentó Giuliana Furci.

Chile posee una rica diversidad de especies de hongos creciendo desde el Desierto de Atacama hasta Tierra del Fuego, pero existen serias amenazas a su conservación. La pérdida de hábitat, el uso de pesticidas y el cambio climático, son algunas de ellas.

Actualmente Chile se enfrenta al desafío implementar y aplicar las medidas regulatorias aprobadas en la legislación, específicamente aquellas que tienen que ver con la obligación de realizar líneas de base de hongos dentro del Sistema de Evaluación Ambiental, o de fortalecer el conocimiento de nuestra diversidad fúngica para ponerla a disposición de la ciudadanía.

En este sentido Furci manifestó que “Fundación Fungi está trabajando activamente para fijar las metodologías prácticas en materia de conservación de hongos tanto a nivel nacional como internacional, y esperamos poder aportar significativamente al proceso pionero adoptado por el Gobierno de Chile”.

Print Friendly, PDF & Email