«Los humanos son los consumidores más voraces que la Tierra ha visto jamás. Con el uso de la tierra, caza y otras actividades de explotación el impacto alcanza tres cuartas partes de la superficie terrestre», dijo uno de los responsables de un estudio dado a conocer en Australia.

El 97 por ciento de los espacios naturales con mayor biodiversidad del planeta han sido «seriamente alterados» por la presencia del hombre, alertaron  fuentes académicas en Australia.

La conclusión sale de un nuevo mapa ecológico sobre la presencia del hombre en el planeta que compara datos de 1993 con los últimos disponibles de 2009, según un comunicado de la Universidad James Cook.

El trabajo encontró que la presión sobre el medioambiente está generalizada y sólo muy pocas y remotas zonas escapan a este impacto.

«Las partes del planeta con una mayor riqueza de especies, incluidos sobre todo los bosques tropicales, son las que han sido más golpeadas», indicó uno de los autores del trabajo, Bill Laurance, de esa universidad australiana.

«Los humanos son los consumidores más voraces que la Tierra ha visto jamás. Con el uso de la tierra, caza y otras actividades de explotación el impacto alcanza tres cuartas partes de la superficie terrestre», añadió.

No obstante, el experto hizo una lectura optimista de los resultados al señalar que la zona afectada por la presencia humana aumentó un 9 por ciento en el período analizado pese a que la población lo hizo un 25 por ciento y la economía un 150 por ciento.

Laurance indicó que los países ricos y con mayor control sobre la corrupción son los que muestran mejoras a la hora de reducir la expansión humana en el entorno si bien estos son los que representan un mayor consumo por cápita.

También identificó la necesidad de encontrar terrenos adecuados para la agricultura como la principal causa de esta creciente presión sobre el medio ambiente.

«Al final, se trata de reducir el crecimiento incontrolado de población, sobre todo en África y partes de Asia, y que la población de países ricos consuma menos», dijo.

Fuente: El mostrador

Print Friendly, PDF & Email