El Centro de Investigación de Fauna Marina y Avistamiento de Cetáceos (Cifamac) es una organización de pescadores e investigadores que promueven el ecoturismo de observación de la fauna marina y cetáceos en la región.

Su labor es algo anónimo, no obstante su socia fundadora, la bióloga Ana María García Cegarra, cuenta que los resultados de algunos de los trabajos que han realizado los utilizan para aportar al debate sobre la contaminación de la bahía de Mejillones.

El tema es insoslayable considerando que durante el último mes la población de Mejillones ha salido a las calles exigiendo a las autoridades mayores fiscalizaciones y sanciones a las empresas que operan en el sector, dado a los múltiples episodios ambientales registrados.

Solo por nombrar una, podemos citar el accidental vertimiento de hidrocarburos en la playa Dos Quebradas acontecida hace menos de un mes, exactamente el 26 de agosto.

“Nosotros como centro de investigación, aportamos con datos científicos sobre la repercusión que puedan tener algunos de los vertidos contaminantes en la bahía. Por ejemplo analizamos el vertido de ácido que hubo en Michilla, y ahí determinamos que la concentración de sulfato en el agua era mayor que el promedio. Además, superaba la tolerancia para la supervivencia de la fauna”, explicó la experta.

Fauna

¿Qué otro antecedente ha podido constatar Cifamac?

– Lo del vertimiento en Michilla fue el principal porque fuimos a terreno a tomar datos. El resto de las investigaciones se dificultan un poco pero hemos observado que una población de delfines nariz de botella (Tursiops truncatus), que al parecer es un grupo residente del borde costero, presentan enfermedades a la piel.

¿Han determinado la causa de esta enfermedad que afecta a los mamíferos?

– La enfermedad es conocida como tattoo skin disease (traducido, quedaría como la enfermedad del tatuaje) y creemos que uno de los potenciales causantes de esa enfermedad puede ser la contaminación en el agua del borde costero. Pero debemos recalcar que esto es solo una hipótesis, dado a que no tenemos estudios concluyentes al respecto.

¿Esto hace cuánto lo descubrieron?

– Tenemos fotos de delfines nariz de botella de hace dos años con esta enfermedad.

¿Y ahora último han constatado nuevos?

– No, porque estamos recién realizando nuevamente esfuerzos en materia de navegación y este mes haremos una nueva salida para fotografiar a más individuos y ver qué grupo de delfines es el que tiene la enfermedad.

¿Ese grupo de delfines ha sido constante en ese lugar o migraron recientemente?

– Es una población constante, las que se ven desde Tocopilla hasta Coloso, también en todo los alrededores de la península de Mejillones. Y es un grupo muy costero de unos 40 o 60 animales. De hecho ayer (martes) se constataron nuevos avistamientos en el lugar.

Cabe manifestar que el martes, un grupo de éstos mamíferos fue avistado alrededor de la península de Mejillones.

Sacrificio

¿Qué opina respecto que el gerente de la Asociación de Industriales de Mejillones, Juan Pablo León, diga que la comuna es todo lo contrario a una zona de sacrificio?

– Estamos en total desacuerdo con las declaraciones que hizo. Mejillones fue declarado por Oceana -la mayor organización internacional dedicada a proteger los océanos del mundo- como zona de sacrificio porque aloja demasiadas industrias en un sector pequeño. Consideremos que la bahía tiene alrededor de 18 kilómetros y hay 13 o 14 industrias que tiran emisión de contaminantes al aire porque muchas de ellas no cuentan con filtros ni cumplen con la normativa mínima de emisión de CO2, además que la combustión es a carbón.

Marsopa

Por último, la bióloga manifestó que prontamente realizarán estudios para identificar a un pequeño grupo de cetáceos conocidos como Marsopa espinosa.

“Ahora comenzaremos un estudio sobre la Marsopa espinosa que es una especie de pequeños cetáceos que viven en la bahía y es financiado por la sociedad mundial para la conservación de la Marsopa que es de Canadá. Y ahí estudiaremos porque todo apunta a que la Marsopa evita la zona industrial. Pero con el estudio corroboraremos esa hipótesis”.

“Creemos que uno de los causantes de la enfermedad de los delfines es la contaminación en el agua, pero esta es solo una hipótesis”.”

“Mejillones fue declarada por Oceana como zona de sacrificio porque alojan demasiadas industrias en un sector pequeño”.”

Fuente: El Mercurio de Antofagasta, 20 de septiembre 2018

Print Friendly, PDF & Email